mércores, 18 de decembro de 2013

Nuestra Señora de la Esperanza

Hoy, 18 de diciembre la Iglesia espera expectante el nacimiento del Mesías. Junto con María, su madre, la Virgen estamos todos los que buscamos la luz del portal de Belén. Estamos en plena recta final del Adviento y este domingo será ya el 4º y último. El portal se acerca. Es por eso que celebramos a la Virgen de la Esperanza. María es el modelo de madre en este tiempo de oración. A su lado espera toda la tierra y confía, como ella hizo, en la obra redentora de Dios, culminada en su hijo Jesucristo. Él vendrá a reconciliar a la humanidad con Dios y a borrar el pecado del mundo. María lo sabe y aguarda con impaciencia el momento del parto, al igual que esperamos nosotros.
También se le conoce como Virgen de la O en la Expectación del parto de la Santísima Virgen María.
Si quereis saber más acerca de esta fiesta podeis entrar en esta página haciendo clic aquí.


Patrono da net

Patrono da net
Ruega por Nosotros. Amén

Herramienta de evangelización

Oración al beato padre Santiago Alberione, patrón y protector de Internet:

Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te agradecemos con toda la Iglesia, en Cristo Maestro, Camino, Verdad y Vida, por los tesoros de santidad, de luz y de gracia que has concedido a tu siervo fiel, el Beato padre Santiago Alberione, quien, a ejemplo del apóstol san Pablo, ha predicado en todo el mundo con los instrumentos de la comunicación social. Concédeme la gracia de seguir sus ejemplos, siendo completamente fiel a su espíritu, y dígnate glorificarlo ya aquí en la tierra a fin de que proteja a todos aquellos que trabajan con tales medios para que Cristo sea conocido, amado y seguido. Concédeme también, por su intercesión, la gracia que ahora te pido: proporciona protección a esta bitácora, difusora de tu palabra en la red de redes. Amén

Oh María, Madre, Maestra y reina de los apóstoles dígnate consolidar mis súplicas con tu maternal intercesión.

Padrenuestro, Avemaría, Gloria…

Jesús Maestro y Pastor, Camino, Verdad y Vida, ten piedad de nosotros. Amén.