sábado, 30 de marzo de 2013

Solemne Vigilia Pascual

NOS AMÓ HASTA EL EXTREMO
"Padre a tus manos encomiendo mi espíritu" Todo está ya cumplido. El Hijo del Hombre muere como víctima expiatoria. Muere cargando con nuestras culpas. Un hombre nunca jamás se había hecho cargo de semejante peso de pecado. Jesús víctima inocente se inmola por todos nosotros. Desde la soledad de la cruz al trance de la muerte. Cristo desciende a los infiernos pero sin embargo la vida nueva ya late dentro de Él, está en el Padre.
Desde ayer, Viernes Santo meditamos en la cruz, en la muerte de Cristo. ¿Que estaríamos dispuestos nosotros a hacer por nuestros amigos? No hay más amor que el de aquel dispuesto a dar la vida por ellos. La cruz es amistad, con Dios y con los hombres, es la llave de la nueva alianza.
El cuerpo inerte de Jesús es introducido en el nuevo sepulcro excavado en roca. Hoy son nuestros corazones los que piden el cuerpo de Jesús. "Señor donde lo has puesto" dirá María Magdalena el Domingo al alba. Tenemos necesidad de Dios, tenemos hambre de Cristo.
Cristo desde lo alto del madero perdonó a sus verdugos y dio entrada en el paraíso al ladrón arrepentido. Jesús es capaz de encontrar pureza en nuestros corazones que están manchados por el pecado. Pero su muerte no será en vano, pues como Él nos dice "el grano si no cae en tierra y no muere no da fruto".
Hoy Sábado Santo alrededor de la hoguera bendeciremos el fuego, la nueva luz que es Cristo muerto y resucitado. No busquemos de entre las sombras a la luz. 
Meditemos también con María, su madre, estos misterios pascuales. Una madre se nos ha dado en Jesús "Madre ahí tienes a tu hijo.Hijo ahí tienes a tu madre." Los planes de Dios no son los de los hombres.

Horarios de la celebración de la Solemne Vigilia Pascual:

-En Adina a las 9 de la tarde.
-En Portonovo a las 11 de la noche. Al terminar Ágape fraterno.

Patrono da net

Patrono da net
Ruega por Nosotros. Amén

Herramienta de evangelización

Oración al beato padre Santiago Alberione, patrón y protector de Internet:

Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te agradecemos con toda la Iglesia, en Cristo Maestro, Camino, Verdad y Vida, por los tesoros de santidad, de luz y de gracia que has concedido a tu siervo fiel, el Beato padre Santiago Alberione, quien, a ejemplo del apóstol san Pablo, ha predicado en todo el mundo con los instrumentos de la comunicación social. Concédeme la gracia de seguir sus ejemplos, siendo completamente fiel a su espíritu, y dígnate glorificarlo ya aquí en la tierra a fin de que proteja a todos aquellos que trabajan con tales medios para que Cristo sea conocido, amado y seguido. Concédeme también, por su intercesión, la gracia que ahora te pido: proporciona protección a esta bitácora, difusora de tu palabra en la red de redes. Amén

Oh María, Madre, Maestra y reina de los apóstoles dígnate consolidar mis súplicas con tu maternal intercesión.

Padrenuestro, Avemaría, Gloria…

Jesús Maestro y Pastor, Camino, Verdad y Vida, ten piedad de nosotros. Amén.