domingo, 29 de xullo de 2012

29 de julio, Santa Marta

Hoy 29 de julio la Iglesia celebra la memoria de Santa Marta, hermana de María  y  que  fue testigo de la resurreción de su hermano y amigo del señor Lázaro.  La fe de Marta en Jesucristo propició la resurrección de su hermano. Marta proclamó: "Tú eres el hijo del Dios Vivo que has venido al mundo".
Santa Marta
Los tres hermanos vivían en una casa en Betania, población cercana a Jerusalén, donde Jesús se hospedaba en sus visitas a la ciudad, en la casa de sus buenos amigos Marta, María y Lázaro que recibían al Señor con humildad, hospitalidad y servicio, con una relación cercana, como buenos amigos. Jesús se complacía mucho de su compañía y predicaba la palabra de Dios junto a ellos.
Marta en las visitas del Señor se afanaba en servirle lo mejor que podía sin preocuparse en exceso de la oración, sino que con los quehaceres domésticos se preocupaba de que Jesús se sintiera cómodo. 
En una ocasión Cristo al ver la agitación de Marta que se quejaba de su hermana María exclamó: "Marta, Marta, te preocupas y te agitas por muchas cosas; y hay necesidad de pocas, o mejor, de una sola. María ha elegido la parte buena, que no le será quitada." -Lucas 10: 41-42.
Jesús en la casa de Betania
No quiere decir que el trabajo y las preocupaciones sean malas, sin embargo afanarse en eso solamente sin preocuparse por la oración puede llevar al vacío del alma. Como decía Jesús en un pasaje del evangelio: "no os afaneis, a cada día le llega su propio afán." Es cierto que el trabajo es necesario y que dignifica el alma, pero más necesaria es la oración y la contemplación. Jesús enfatiza ese aspecto en Marta sin criticar su trabajo ni sus molestias en servirle. Marta es persona preocupada por hacer sentir a gusto a sus invitados. Su santidad reside en ese empeño y en la fe que sentía en Jesucristo y que se vio incrementada con la resurreción de su hermano Lázaro, que llevaba cuatro días muerto y ya olía, como le recordó la santa al Señor, pero que como la fe todo lo puede, Lázaro se levantó de su sepulcro.
Cristo es la resurreción y la vida y Marta así lo creyo. Señor ayúdanos a que como hizo Marta a creer que solo tú tienes palabras de vida eterna y que a pesar de los afanes que todos podamos tener en nuestra vida diaria encontremos siempre un hueco para tí, para darte gracias por todo lo que tenemos y que nos ayudes para mantenerlo. Amén


ORACIÓN DE LAS MADRES DE FAMILIA
A SANTA MARTA

Oh Santa Marta dichosa, 
que tantas veces tuviste el honor 
y la alegría de hospedar a Jesús 
en el seno de tu familia, 
de prestarle personalmente tus servicios domésticos, 
y que juntamente con tus santos hermanos Lázaro y María Magdalena, 
gozaste de su divina conversación y doctrina, 
ruega por mí y por mi familia, 
para que en ella se conserve la paz 
y el mutuo amor, 
para que todos sus miembros 
vivan en la observancia de la Ley de Dios, 
y para que sólo Dios, 
y no el mundo ni el pecado, 
reine en nuestro hogar. 
Libra a mi familia de toda desgracia espiritual y temporal, 
ayúdame en el cuidado de mis hijos y subordinados, 
y concédeme la dicha de verlos unidos bajo
la mirada paternal de Dios en la tierra, 
para volver a verles reunidos en las moradas del cielo. 
Amén.


Fuente : http://www.es.catholic.net/santoral/articulo.php?id=611

Patrono da net

Patrono da net
Ruega por Nosotros. Amén

Herramienta de evangelización

Oración al beato padre Santiago Alberione, patrón y protector de Internet:

Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te agradecemos con toda la Iglesia, en Cristo Maestro, Camino, Verdad y Vida, por los tesoros de santidad, de luz y de gracia que has concedido a tu siervo fiel, el Beato padre Santiago Alberione, quien, a ejemplo del apóstol san Pablo, ha predicado en todo el mundo con los instrumentos de la comunicación social. Concédeme la gracia de seguir sus ejemplos, siendo completamente fiel a su espíritu, y dígnate glorificarlo ya aquí en la tierra a fin de que proteja a todos aquellos que trabajan con tales medios para que Cristo sea conocido, amado y seguido. Concédeme también, por su intercesión, la gracia que ahora te pido: proporciona protección a esta bitácora, difusora de tu palabra en la red de redes. Amén

Oh María, Madre, Maestra y reina de los apóstoles dígnate consolidar mis súplicas con tu maternal intercesión.

Padrenuestro, Avemaría, Gloria…

Jesús Maestro y Pastor, Camino, Verdad y Vida, ten piedad de nosotros. Amén.