sábado, 21 de abril de 2012

Santa María de la Pascua

Madre ahí tienes a tu hijo. Hijo, ahí tienes a tu madre.


Desde que nos levantamos como buenos cristianos ofrecemos nuestro día a Dios y pedimos la compañía de nuestra Madre.

En todo el mundo se reza el Angelus tres veces al día, a las 6 de la mañana, a las 12 del mediodía y a las 6 de la tarde; de esta forma recordamos a la Santísima Virgen María durante el día y le pedimos nos acompañe en nuestras actividades. 
El Angelus, nos recuerda el saludo del Angel a María y el anuncio de su maternidad.
En tiempo de Pascua no rezamos el angelus, sino una oración que se conoce como "Reina del Cielo", en latín se lee Regina Coeli y se pronuncia "Regina Cheli".  Esta oración nos recuerda la alegría de la Resurrección.

Jesús se le aparece a Magdalena

En Latín:
Regína caeli, laetáre; allelúia.
R. Quia quem meruísti portáre; allelúia.
V. Resurréxit sicut dixit;; allelúia.
R. Ora pro nobis Deum; allelúia.
V. Gáude et laetáte, Virgo Maria; allelúia.
R: Quia surréxit Dóminus vere; allelúia.


En castellano:
 Reina del cielo alégrate, Aleluya.
Porque el Señor a quien mereciste llevar
resucitó según su palabra, Aleluya.
Ruega al Señor por nosotros, Aleluya.

Oración:
Oh Dios que has alegrado al mundo por la Resurrección de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, concédenos por la intercesión de María su Madre, llegar a las alegrías de la eternidad. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.


Patrono da net

Patrono da net
Ruega por Nosotros. Amén

Herramienta de evangelización

Oración al beato padre Santiago Alberione, patrón y protector de Internet:

Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te agradecemos con toda la Iglesia, en Cristo Maestro, Camino, Verdad y Vida, por los tesoros de santidad, de luz y de gracia que has concedido a tu siervo fiel, el Beato padre Santiago Alberione, quien, a ejemplo del apóstol san Pablo, ha predicado en todo el mundo con los instrumentos de la comunicación social. Concédeme la gracia de seguir sus ejemplos, siendo completamente fiel a su espíritu, y dígnate glorificarlo ya aquí en la tierra a fin de que proteja a todos aquellos que trabajan con tales medios para que Cristo sea conocido, amado y seguido. Concédeme también, por su intercesión, la gracia que ahora te pido: proporciona protección a esta bitácora, difusora de tu palabra en la red de redes. Amén

Oh María, Madre, Maestra y reina de los apóstoles dígnate consolidar mis súplicas con tu maternal intercesión.

Padrenuestro, Avemaría, Gloria…

Jesús Maestro y Pastor, Camino, Verdad y Vida, ten piedad de nosotros. Amén.