domingo, 8 de abril de 2012

Domingo de Resurrección


                    Domingo de Pascua de Resurrección


"No busquéis de entre los muertos a la vida, no lloreis de entre las sobras a la luz, cantad porque la muerte está vencida, cantad que Dios es el Señor Jesús".


En este día un mensaje de júbilo llega a nuestros corazones.No está aquí, ha resucitado. Contemplar el sepulcro vacío, el mismo en el que habían colocado el cuerpo de Jesús nos da esperanzas de vida eterna. Cristo que muriendo en la cruz cargó con todo el pecado del mundo, resucitando nos dió nueva vida y limpió nuestras culpasSi por un hombre vino la muerte por un hombre ha venido la resurrección Si por Adán murieron todos, por Cristo todos volverán a la vida. Así cuenta San Pablo en su epístola a los Corintios el fundamento de nuestra vida cristiana pues no somos seguidores de ningún muerto sinó que somos testigos de Cristo Resucitado. ÉL venció a la muerte y ésta ya no tiene potestad sobre él, pues una vez que ha muerto ya no se muere más. Resucitando nos da nueva vida y nos la da abundante. Centremos nuestros ojos durante estos cincuenta días en el Cirio Pascual, la luz de Jesús Resucitado, pues Cristo vive hoy y siempre en todos y cada uno de nosotros.























SÁBADO SANTO Y SOLEMNE VIGILIA PASCUAL
La noche de ayer dábamos comienzo las fiestas pascuales con los actos de la Vigilia Pascual, la bendición del fuego y la del agua en esa Noche Santa en la que Cristo ha vencido a la muerte y nos ha hecho partícipes de su vida inmortal dando paso a un nuevo tiempo en donde celebraremos durante cincuenta días los gozos pascuales.
Jesús rompe los lazos de la muerte y llena de luz toda la historia humana. Y a nosotros, en esta noche santa nos invita a unirnos a él y a vivir su vida nueva. RESUCITÓ, ALELUUYA.

Patrono da net

Patrono da net
Ruega por Nosotros. Amén

Herramienta de evangelización

Oración al beato padre Santiago Alberione, patrón y protector de Internet:

Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te agradecemos con toda la Iglesia, en Cristo Maestro, Camino, Verdad y Vida, por los tesoros de santidad, de luz y de gracia que has concedido a tu siervo fiel, el Beato padre Santiago Alberione, quien, a ejemplo del apóstol san Pablo, ha predicado en todo el mundo con los instrumentos de la comunicación social. Concédeme la gracia de seguir sus ejemplos, siendo completamente fiel a su espíritu, y dígnate glorificarlo ya aquí en la tierra a fin de que proteja a todos aquellos que trabajan con tales medios para que Cristo sea conocido, amado y seguido. Concédeme también, por su intercesión, la gracia que ahora te pido: proporciona protección a esta bitácora, difusora de tu palabra en la red de redes. Amén

Oh María, Madre, Maestra y reina de los apóstoles dígnate consolidar mis súplicas con tu maternal intercesión.

Padrenuestro, Avemaría, Gloria…

Jesús Maestro y Pastor, Camino, Verdad y Vida, ten piedad de nosotros. Amén.